Escribano palustre

Escribano palustre

Longitud: 15 cm
Longitud alar: 7,8-8 cm
Peso: 17-24 g
Periodo de cría: de abril a junio
Puesta: 4-5
Huevos incubación: 12-15 días
Vuelo: 10-12 días

Escribano palustre o Emberiza scboeniclus witherbyi Emberiza scboeniclus lusitanica, Se trata de uno de los paseriformes más escasos en la Península, con menos de 400 parejas. La subespecie occidental. lusitánica es un endemismo ibérico, mientras que la otra subespecie cría también en el sur de Francia. Las poblaciones de ambas se encuentran muy fragmentadas y han sufrido un importante declive en los últimos años.

No se conocen bien los límites de la distribución de las dos subespecies: lusitánica está presente en el ámbito gallego y portugués y ocupa más bien ambientes atlánticos; por su parte, witherbyi habita el entorno mediterráneo, Castilla y León, lagunas de La Mancha, Valencia, valle del Ebro y Mallorca.

BIOLOGÍA

Las zonas húmedas son su hábitat principal, tanto para agruparse en dormideros durante el invierno como para instalar el nido en época reproductora. La presencia de vegetación es esencial, ya sea carrizo, junquera, masegar, eneal o incluso formaciones de taray. Sus preferencias por el nivel y permanencia del encharcamiento y la altura de la vegetación parecen variar de una localidad a otra.

Su alimentación cambia con la estación, de manera que en los meses fríos puede utilizar cultivos y eriales para buscar semillas, mientras que en temporada estival se alimenta sobre todo de insectos, con los que ceba también a los pollos. El nido es una copa formada por fragmentos de vegetación, como hierba y musgo, y algo de pelo o plumas entrelazados. Suele estar cerca del suelo, escondido en un cepellón de juncos o carrizos o, excepcionalmente, a cierta altura del suelo, en las ramas de un sauce o taray.

Ambas subespecies resultan físicamente distintas: la oriental, más oscura y de pico más ro-busto y redondeado, y la occidental, más parecida a las centroeuropeas, más pequeña y de pico más fino.

ASI SE MUEVE

Ambas subespecies son sedentarias. Entre octubre y marzo se produce una importante invernada de escribanos del norte y centro de Europa pertenecientes a la subespecie E. s. scboeniclus.

AMENAZAS

Hasta donde se sabe, las principales amenazas para el palustre provienen de los cambios agrícolas, pues el declive de sus poblaciones ha sido parejo al de otras aves dependientes de los cultivos extensivos, de sus semillas y de los insectos que, en mayor o menor medida, los habitan. La intensificación agrícola conlleva un mayor uso de productos fitosanitarios, pesticidas, herbicidas, etcétera, lo que elimina muchas de las plantas acompañantes de los cultivos, suprime los linderos y aumenta la superficie de regadíos. De esta forma, el escribano pierde buena parte de sus recursos alimentarios.

 Por otro lado, la gestión de zonas húmedas también ha supuesto la pérdida de superficies de carrizal en épocas cruciales para la cría del palustre o, directamente, la desecación o contaminación de importantes extensiones de zonas encharcadas. Ante esta situación, cabe llevar a cabo distintas acciones en beneficio de la especie. Para comenzar, la inclusión de este ave en los distintos catálogos nacional y regionales de especies amenazadas, la elaboración y puesta en práctica de un Plan de Conservación, y el desarrollo de censos de población y de investigaciones sobre la biología y requerimientos ecológicos de los escribanos. Seguidamente, resulta necesario adecuar las políticas agrícolas a las necesidades de conservación de las aves en determinadas zonas. Habría que promover la permanencia de la agricultura tradicional, con un menor uso de productos químicos, mantenimiento de barbechos y rastrojos, y una visión más positiva de las plantas arvenses, generalmente consideradas como malas hierbas. Para terminar, obviamente, proteger todos los humedales donde críen los palustres y mejorar la gestión de su vegetación.

En 2005, en el primer censo nacional de esta especie, coordinado por SEO/BirdLife, se localizaron 319 parejas reproductoras y se estima que podrían llegar hasta las 431. Los censos más aproximados tienen carácter local y se han llevado a cabo en Baleares y Cataluña. En ambas comunidades, la población parece haber descendido hasta en un 80% en los últimos 10 años.

Podrás obtener más información sobre las aves en España desde aquí: http://animalesextincion.net/aves-amenazadas-en-espana/

Escribano palustre