Ballenas en peligro de extincion

Ballenas en peligro de extincion

Ballenas en peligro de extincion

El mar de cortés o golfo de california es uno de los ecosistemas marinos más ricos del planeta y uno de los santuarios de ballenas más importantes que existen. Casi todas las especies del hemisferio norte visitan sus aguas para aparearse o tener a sus crías. Desde hace muchos años ha sido el refugio de mamíferos marinos ya que en México no existe la tradición de cazar ballenas, sin embargo durante siglos las ballenas fueron cazadas indiscriminadamente, barcos balleneros de Japón, Rusia, Islandia, Noruega y otros países la siguieron por todo el mundo e incluso las cazaron en costas mexicanas. A mediados del siglo XX los cetáceos llegaron al límite de su existencia y así entraron en el libro rojo de las especies en peligro de extinción.

Esta es su historia en aguas mexicanas.

El golfo de california está situado en el noroeste de México entre la península de baja california y las costas occidentales de los estados de Sonora y Sinaloa. En sus aguas existe una extraordinaria diversidad biológica gracias al clima cálido y las aguas cristalinas que permiten la entrada de los rayos del sol. De las profundidades marinas emergen a la superficie toneladas de nutrientes que son la base alimenticia de muchas especies. Además una corriente marina proveniente del océano pacífico acarrea enormes cantidades de nutrientes como plancton, cardúmenes de sardinas, anchovetas y macarelas que sirven de alimento a peces mayores como atunes, tiburones, delfines y otros animales marinos. Pero sin duda son las ballenas los animales más espectaculares que se puedan ver en estas aguas.

Las ballenas forman parte del grupo de mamíferos marinos conocidos como cetáceos, tienen sangre caliente, respiran con pulmones y las crías se alimentan con leche materna. Los científicos piensan que evolucionaron de mamíferos terrestres y se adaptaron a la vida submarina. Sus extremidades se transformaron en aletas y su cuerpo adquirió una forma aerodinámica. Su piel es lisa y elástica y por ello pueden deslizarse rápidamente bajo el agua. Sus cajas torácicas son colápsales y esto les permite salir a respirar o sumergirse a profundidades hasta de 500 metros, para respirar suelen salir a la superficie cada 15 o 20 minutos. La mayoría de las ballenas llegan a vivir 40 años aunque algunas especies pueden llegar a los 90.

Entre los cetáceos existen dos grandes grupos:

Las ballenas con dientes u odontocetos que incluyen a los delfines, orcas, marsopas y cachalotes. Se caracterizan por su orificio nasal único y llegan a tener hasta 200 dientes. Se alimentan de peces mayores y moluscos y según la especie su tamaño varía desde el 1.20 hasta los 13 metros con excepción del cachalote que llega a medir hasta 18 metros.
Las ballenas con barbas o misticetos se caracterizan por tener en la parte superior de la mandíbula unas placas de queratina en lugar de dientes con ellas filtran el agua y le sirven para atrapar los pequeños peces o moluscos con que se alimentan. Tienen una fosa nasal doble y a este grupo pertenece la ballena gris, la ballena azul y la jorobada, además de otro pequeño mamífero conocido como vaquita marina.

La ballena gris es un gigante de 16 metros de longitud y 30 toneladas de peso no tiene aleta dorsal pero en el último tercio del cuerpo tienen unas protuberancias. Su cabeza es moderadamente larga y el rostro está más comprimido que en la mayoría de las otras especies. La mandíbula superior tiene a cada lado de 140 a 180 barbas de aproximadamente 37cm. La ballena gris es una especie que vive y se distribuye la mayor parte de su vida dentro de los 20 kilómetros de distancia a la costa siempre sobre la plataforma continental. Cada año viaja desde los mares de Bering, Chukchi y Beaufory en Alaska hasta la costa occidental de la península de baja california y el golfo de california. La travesía les toma entre 5 y 8 semanas para establecerse desde mediados de diciembre hasta finales de abril en las lagunas de ojo de liebre, San Ignacio y el complejo lagunar de Bahía Magdalena- Bahía Almejas. En esas cálidas aguas las ballenas grises se aparean o tienen a sus crías. El período de gestación es de 12 meses, los vallenatos nacen de cola, miden aproximadamente 4.5 metros y pesan alrededor de 900 kilos. Aquí las madres de ballena gris pasan los primeros meses con sus ballenatos y les enseñan las primeras lecciones de vida; el ritmo de la respiración, la navegación, a saltar y a salir a la superficie.

El golfo de California es también unos de los pocos lugares en el mundo donde se puede observar cerca de las costas al mamífero más grande de nuestro planeta; la ballena azul. El animal más grande que existe supera en tamaño al dinosaurio de mayor dimensión del que se tiene noticia, llega a medir 31 metros de largo, puede pesar alrededor de 200 toneladas y su corazón es del tamaño de un auto pequeño. Se reproduce en altamar en aguas templadas durante los meses de julio y agosto. Al nacer, las crías miden entre 7 y 8 metros y pesan hasta 2700 kilogramos lo mismo que un hipopótamo adulto.

La ballena azul se alimenta casi exclusivamente kril un pequeño camarón rojo que es arrastrado por las corrientes marinas en un día puede consumir hasta 40 millones de estos crustáceos a pesar de su tamaño nada a una velocidad de 37 kilómetros por hora por lo que es uno de los animales más rápidos del mar. La ballena azul vive en todos los océanos y una de sus migraciones ocurre entre los mares de Alaska y el golfo de California. Cada año llegan al golfo de California a finales del otoño y se han detectado que es una zona importante de nacimientos y crianza para la especie ya que la temperatura del agua y la salinidad son ideales para el desarrollo de las crías. Las hembras lactantes suelen preferir las zonas costeras a diferencia del resto de los individuos que generalmente se mantienen fuera de la plataforma continental.

Al sur de la península donde el golfo de california se une con el océano pacífico y hasta la bahía de Banderas en los límites de los estados de Jalisco y Nayarit la más acrobática de las ballenas despliega sus sorprendentes habilidades. Desde cabo San Lucas hasta el sur del estado de Jalisco; la ballena jorobada, también conocida como yubarta sobresale por sus desplantes y peculiar comportamiento. Para el ojo de los humanos es sin dudas la que realiza las acrobacias más espectaculares, saltan, colean y se mueven en grupos numerosos. Sus colas o aletas caudales son tan distintas como las huellas digitales de los humanos. No existen dos ballenas jorobadas con el mismo patrón de manchas. Miden entre 12 y 16 metros y llegan a pesar 36 toneladas pero lo más sorprendente es que los machos de las ballenas jorobadas cantan. Estos cantos están compuestos por estribillos que se repiten con algunas variaciones. Cada espécimen tiene una voz diferente pero los cantos son comunes al grupo y pueden oírse a 30 kilómetros de distancia. Desafortunadamente estos fabulosos animales estuvieron a punto de desaparecer, barcos balleneros de muchos países las cazaron sin misericordia en todos los mares.

Hace un siglo la ballena gris era muy importante en el océano atlántico y en las aguas situadas entre Japón y la península rusa de Kamchatka pero fue casada hasta llegar a extinguirse del atlántico y casi llegó a desaparecer del océano pacífico occidental. Para muchas especies de ballenas como la jorobada, la gris y la azul en algún momento se consideraron en peligro de extinción porque los estudios indicaban que su abundancia era muy pequeña y particularmente muy pequeña con respecto a la que se había estimado como la abundancia original. Según datos de la organización ambientalista Greenpeace la población de ballenas azules del antártico está menos del 1% de su abundancia original a pesar de 40 años de protección total. La cacería de ballenas comenzó principalmente en Europa hace varias centurias. Las ballenas se casaron comercialmente desde fines del siglo XVIII hasta el siglo XIX pero a finales del siglo XIX se inventó un arpón disparado por un cañón y se usaron también buques impulsados por motores esto permitió cazar las ballenas masivamente en todo el mundo y cazar absolutamente todas las especies. El gran período crítico de cacería de ballenas ocurrió en la primera mitad del siglo XX y durante todo el siglo XX se casaron aproximadamente 2 millones y medio de ballenas. La caza de ballenas de ser una fuente de subsistencia para los pueblos costeros, en el siglo XX se transformó en un gran negocio para las flotas balleneras de muchos países. Desde entonces, los productos obtenidos han sido el aceite, fijadores de perfumes como el ámbar gris y las glándulas endocrinas que se utilizan para elaborar artículos farmacéuticos. Con la construcción de los buques factorías del siglo XX, la casa de los cetáceos se incrementó a cada grado que muchas especies estuvieron a punto de extinguirse para siempre.

A pesar de que las leyes de protección a las ballenas tienen ya más de 50 años las poblaciones de estos cetáceos se han visto seriamente afectadas. Japón caza ballenas con el pretexto de la investigación científica también los noruegos y los islandeses cazan en el atlántico norte ballenas por objeción a los acuerdos de la comisión ballenera internacional y es en Japón donde los productos obtenidos de los cetáceos alcanzan el mayor precio del mundo. Además de confrontar pacíficamente a las embarcaciones, durante más de 35 años Greenpeace se han enviado representantes a los foros internacionales en donde se discuten las medidas a tomar para la protección de las ballenas. Gracias a estas acciones muchos países han abandonado la casa comercial, en algunos casos se han convertido en indiscutible defensores de los cetáceos y también han creado zonas de reservas y refugios para las ballenas, pero otras amenazas para la vida de estos animales son la contaminación de los océanos, el cambio climático y la sobre pesca industrial que disminuyen muchas de las especies con las que se alimentan.

En el extremo norte del mar de cortés, el golfo de california topa con tierra firme y allí se extiende una enorme reserva de la biosfera, conocidas como alto golfo de california y delta del Río Colorado, es una región de paisajes singulares que han sido radicalmente transformados por la mano del hombre, pues el Río Colorado ya no llega al mar de cortés fue contenido por más de 40 presas para zonas de riego y alimentación de grandes ciudades. Esta región costera es el lugar de uno de los mamíferos marinos más pequeños del mundo, una marsopa única del extremo norte del golfo de california conocida como vaquita marina que se encuentra en grave peligro de extinción. Tal vez, esta escultura en la paz baja california sea la imagen más conocida por el público de una vaquita marina ya que es un animal extraordinariamente tímido muy difícil de ver, tan es así que prácticamente no existen fotos ni videos evidentes de la vaquita marina y son contados los avistamientos. La vaquita está en un grave riesgo de extinción podría ser el próximo mamífero marino que se extinga en este planeta se ha estimado que la población original a principios del siglo XX pudo haber tenido entre 3000 y 5000 animales una última estimación sugiere 250 vaquitas más menos 100. En ocasiones es posible hallar vaquitas marinas en las redes argalleras posiblemente la madre de esta cría encontrada en las costas de puerto peñasco murió cuando sacaron la red. La pequeña vaquita sobrevivientes fue llevada a un centro de investigación regional desafortunadamente la vaquita marina recién nacida resultó muy pequeña para vivir sin su madre y finalmente murió.

Afortunadamente no todas las historias de ballenas son tristes en el golfo de california en las lagunas costeras del oeste de la península como magdalena guerrero negro y san Ignacio y en el mar de cortés el número de ballenas grises se ha recuperado gracias a la protección que ofrecen organizaciones conservacionistas las comunidades pesqueras de la región y el gobierno de México. En 1972 México fue el primer país en crear un santuario para ballenas al declarar la laguna ojo de liebre (santuario para la ballena gris) treinta años después en mayo de 2002 el gobierno mexicano decreto la protección de las ballenas en todos los mares patrimoniales del país. Pienso que las ballenas en lo general están bien conservadas en México que hay los instrumentos adecuados para conservarlas particularmente con la ballena gris por ejemplo en México ha sido un mito para esto de la conservación la declaración de las zonas de riesgo en los años 70. En el caso de las costas de baja california la mejor manera de proteger a las ballenas ha sido la creación de santuarios o lagunas de protección además del establecimiento de normas muy estrictas como pueden ser el control de la pesca ribereña, el tráfico marino y los desarrollos turísticos cerca de las lagunas. El ecoturismo ha sido también una de las maneras de proteger a las ballenas. La práctica de observación turística de ballenas grises en las lagunas por ejemplo de San Ignacio en las lagunas de baja california es una práctica en general bien realizada y que además lleva sus beneficios directamente a las comunidades locales. Las lagunas costeras del golfo de california son el único lugar donde las ballenas se acercan a las embarcaciones para ser admiradas a poca distancia e incluso tocadas, es sorprendente la confianza con la que la ballena gris emerge cerca de las lanchas. La observación turísticas de las ballenas potencialmente tiene muchos beneficios por ejemplo en la educación ambiental que es muy importante tiene por supuesto beneficios para el empleo y para las economías locales sin ser una actividad destructora del ambiente.

Felizmente México es un país que por tradición no casa ballenas y para la protección de éstos fabulosos mamíferos ha sido muy importante el trabajo de las autoridades y los prestadores de servicios que respetan las normas para la observación de las ballenas. En la temporada 2010- 2011 la secretaría del medio ambiente y recursos naturales Semarnat reportó la presencia de 1280 ballenas grises en las costas de california de las cuales 756 son adultos y 524 vallenatos por lo que se ha considerado un promedio histórico respecto a los últimos 20 años. Es impostergable la creación de más santuarios, proteger las rutas de migración y la prohibición total de su casa. Solo así se podrán recuperar las poblaciones de este maravilloso habitante del océano.

Ballenas en peligro de extincion